En las comunas 11 y 15 ­
Villa Mitre -­ Santa Rita -­ Villa del Parque - Paternal

  •   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Vie 10 de Julio de 2020

Mejoran los positivos por coronavirus en hogares de adolescentes

Chicos y personal de los hogares de adolescentes de CABA, diagnosticados con coronavirus, mejoran. Trabajadores de los hogares denuncian que las dificultades por falta de personal continúan, así como sus reclamos por condiciones de seguridad en la salud. Tras un fallo de la justicia, el gobierno porteño comenzó a brindar acceso a internet en el Hogar Curapaligüe, no obstante, en ese Hogar hay necesidades básicas demandadas desde hace más de tres años. Conversamos con Cristian Rugna, delegado de ATE

Mejoran los chicos infectados con Covid-19 en los Hogares para niños, niñas y adolescentes de la ciudad. Lo mismo el personal también infectado que trabaja en esos centros, una situación que se arrastra desde hace 14 días.
En la tarde del sábado nos comunicamos con Cristian Rugna, delegado del Hogar Curapaligüe de la junta interna de ATE-Promoción Social. “Tanto el Curapaligüe como el Del Valle, son hogares convivenciales para niños, niñas y adolescentes. Junto al Vallecito compartimos esta misma caracterización y son propios del gobierno de la Ciudad. Funcionan como medida de protección para estos chicos y estas chicas que están al cuidado, mientras se resuelve la situación que los aparta de los cuidados parentales”, explicó Rugna.
Son historias de vida complejas, define Cristian, que se traducen en historias complejas también en la cotidianeidad.
Los dispositivos ya estaban sobrepoblados al comienzo de la cuarentena y se cerraron cuando se dictó, por lo que la población no aumentó. Se trata de poco más de 30 pibes y pibas por hogar. El cierre de los hogares significó que se contara desde marzo con todos los datos necesarios como para tomar las medidas suficientes para evitar cualquier tipo de contagio por coronavirus, así como para brindar las condiciones mínimas necesarias para la convivencia prolongada en aislamiento. Esto debió incluir la previsión de personal y los sistemas de acceso a internet para que los chicos pudieran continuar, como otros sectores de la población de la ciudad, con sus estudios.
“Es una lectura que nosotros también hacíamos al comienzo de esta emergencia sanitaria – explicó Rugna – Entendíamos que esto se podía llegar a dar si no atendíamos a resolver cuestiones básicas de cuidado. Las poblaciones se mantuvieron siempre dentro de los Hogares, respetando siempre la cuarentena, con lo cual el riesgo estaba puesto en quienes transitábamos por los dispositivos entrando y saliendo en cumplimiento de nuestras tareas. Desde un comienzo pedimos que se garantice el transporte parra no utilizar el transporte público. Así también pedimos elementos de protección que costaron un montón que lleguen y que recién a partir de conocerse el primer positivo aparecieron. Sin embargo, en la diaria tenemos que seguir pidiendo que no falten. Claramente era algo previsible y nos encontramos con la situación de tener que solucionar sobre la urgencia.

Específicamente para el Hogar Curapaligüe, la titular de la Asesoría Tutelar n.° 1, Mabel López Oliva presentó un recurso ante la justicia porteña para que el gobierno de Rodríguez Larreta garantice varias demandas sobre carencias que podrían importar un serio riesgo para los y las adolescentes del Hogar. La semana pasada la titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario n.° 20 de la Ciudad de Buenos Aires, Cecilia Mólica Lourido ordenó medidas inmediatas al gobierno. Dentro de un listado de carencias urgentes a resolver que publica en su portal iJudicial, la magistrada señaló la falta de matafuegos, detectores de humo sin mantenimiento de baterías y una única puerta de entrada y salida del dispositivo sin picaporte. También señaló aspectos vinculados con el sistema de instalación eléctrica; como tomacorrientes rotos, cableado expuesto y al alcance de los niños y conexiones de cable/antena en malas condiciones y sin conexión en sector de niños más pequeños. Además detalló que hay calefactores a gas sin funcionar en habitaciones y espacios comunes y falta de agua caliente en sector nenas; vidrios rotos y/o astillados y faltante de hoja de ventanas en habitaciones y espacios comunes, entre otras deficiencias elementales.
Con respecto al acceso a internet, Rugna explicó que “Recién desde hace aproximadamente 15 días se hizo la instalación de tres computadoras, las cuales ahora sí cuentan con internet. Cumplimos más de tres meses y recién ahora aparecen las computadoras para que estos pibes y pibas puedan hacer la educación a distancia”. Hasta el momento los chicos accedían a través de los dispositivos de las y los trabajadores del Hogar.

Falta de personal en los hogares, no se previó las necesidades que sobrevendrían ante las licencias de quienes la pandemia, por variadas razones, dejó imposibilitados temporalmente de continuar con sus tares. Carencias incomprensibles para una población que apenas excede los 100 pibes y pibas en una ciudad que tiene el ingreso por habitante más alto de la región.
Problemas que vienen de lejos y que la jueza los define en su fallo del 23 de junio “teniendo en cuenta que, pese a las reiteradas intimaciones cursadas, la demandada persiste en el incumplimiento de las medidas ordenadas por el Tribunal en la resolución cautelar dictada el 11 de noviembre de 2016, es decir de medidas que se ordenaron hace más de tres años y medio, y toda vez que las deficiencias a las que hace referencia la señora Asesora Tutelar podrían importar un serio riesgo para la integridad física de los niños, niñas y adolescentes que habitan en el hogar ‘Curapaligüe’, notifíquese personalmente al Procurador General de la Ciudad, Dr. Gabriel M. Astarloa, de la presente resolución.
HyC

DMC Firewall is a Joomla Security extension!