El gobierno dio a conocer el protocolo para la vuelta a clases presenciales

Imprimir

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dio a conocer ayer el protocolo para la vuelta a clases presenciales en todas las escuelas de la ciudad, públicas o privadas. El objetivo de las medidas es mitigar los efectos de la pandemia sobre quienes desarrollen las actividades. Los gremios aseguraron que van a estudiar las medidas. El protocolo se armó después de dos semanas de reuniones de autoridades con los representantes gremiales y numerosas manifestaciones de preocupación de la comunidad educativa en general

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el día de ayer formalizó un protocolo que caracterizan en “revisión permanente”, porque estará sujeto a la evolución de la pandemia en el área y a las medidas que se tomen desde el Ministerio de Salud. El objetivo, señalan, es el de “mitigar el riesgo de contagio de COVID-19 en la población sujeto de este protocolo”. Las medidas serán de aplicación obligatoria para los institutos del área privada, tanto como del área pública.
El contenido del protocolo se plasma luego de dos semanas donde autoridades del Ministerio de Educación sostuvieron reuniones con delegados de los 17 gremios docentes de la Capital. No obstante, los gremios no consideran que las medidas hayan sido tomadas en forma conjunta y aseguran que a partir del lunes y con la vuelta al trabajo de los y las docentes, propiciarán asambleas para evaluar el conjunto de medidas. Tal el caso de los dos principales gremios de CABA. La secretaria general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Angélica Graciano, dijo a Telam que el protocolo de regreso a las aulas "fue aprobado por el Gobierno porteño", y señaló que UTE hará "plenarios de delegados durante toda la semana que viene" para fijar su postura. Por su parte, Amanda Martín, secretaria gremial de Ademys, señaló que "de lunes a jueves" se realizarán "asambleas virtuales por escuelas", mientras que el jueves se hará una "general de manera virtual con mandatos de cada escuela para resolver cómo seguir".

El protocolo

El documento consta de 24 páginas en las que se detallan las normas de convivencia para todos los actores del sistema educativo, durante la presencialidad. Divide a la población educativa en estudiantes, docentes y personal no docente y en grupos en riesgo y enfermedades preexistentes y da las pautas a seguir para cada uno de ellos.
Los estudiantes tendrán un comienzo de clases presenciales escalonado:
La primera etapa comienza el 17 de febrero y comenzarán los estudiantes de Nivel Inicial (45 días a 5 años de edad, incluyendo la Modalidad de Educación Especial), los estudiantes de Primer Ciclo de Nivel Primario, los de Primer Ciclo de la Modalidad de Educación Especial y los del Ciclo Básico de Nivel Secundario y Primer Ciclo de la Modalidad Técnico Profesional, de Nivel Secundario.

En una segunda etapa, el 22 de febrero lo harán estudiantes de Segundo Ciclo de Nivel Primario y los del Segundo Ciclo de la Modalidad de Educación Especial.

Posteriormente, en una tercera etapa, comenzarán el 1° de marzo estudiantes de Ciclo Orientado de Nivel Secundario y Segundo Ciclo de la Modalidad Técnico Profesional de Nivel Secundario y los restantes estudiantes de la Modalidad de Educación Especial.

En una cuarta etapa, que se inicia el 8 de marzo, lo harán estudiantes de la Modalidad de Educación de Jóvenes y Adultos.

Por último, en una quinta etapa, iniciarán las clases presenciales el 22/03/2021 estudiantes de Nivel Superior.

Respecto al personal docente y no docente, para el inicio del ciclo se convocará a la totalidad del personal. Aquellos docentes que participen en más de una burbuja “deberán extremar las restantes medidas de seguridad del presente protocolo, tales como, mayor distanciamiento del docente respecto de los estudiantes, evitar la circulación por el aula/espacio, entre otras”.

Por último, en relación a personal y alumnos que formen parte de los llamado grupos en riesgo y enfermedades preexistentes o convivan con alguien que reúna esas condiciones, los y las estudiantes “podrán exceptuarse de asistir de manera presencial al establecimiento educativo, debiendo presentar el certificado médico correspondiente y/o acreditar la convivencia según el caso”.
En cuanto al personal “...están dispensadas del deber de asistencia al lugar de trabajo, quienes hayan
tramitado y cuenten con permiso vigente”, de acuerdo a lo establecido por decretos y resoluciones del año pasado.

En el capítulo de Pautas Generales, el protocolo hace una detallada descripción de normas de higiene, tanto personales como de los establecimientos escolares, si bien deja en manos de cada dirección establecer un plan de organización interna.

Pone especial énfasis en el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social, 1,5 metros, y en el caso de los más pequeños o de aquellos alumnos o alumnas que requieran asistencia de la docente o la auxiliar, indica que se deben extremar las medidas de higiene “(uso de tapaboca, máscara facial, ventilación, lavado frecuente de manos, limpieza, desinfección, etc.)”.
Serán obligatorios para el ingreso y permanencia en las aulas el uso de tapaboca en todo momento, “que debe cubrir por completo la nariz, boca y mentón”.
Quienes ingresen a las escuelas deberán pasar previamente por control de temperatura con un termómetro infrarrojo

 

Lavado de manos con agua y jabón

Las recomendaciones son: hacerlo antes de salir de su casa y al llegar al establecimiento educativo.
Antes y después de comer y manipular alimentos. Antes y después de ir al baño. Antes y después de manipular basura o desperdicios. Luego de haber tocado superficies de uso público: mostradores, pasamanos, picaportes, interruptores, barandas, etc. Después de manipular dinero, llaves, animales, etc. Después de toser, estornudar o limpiarse la nariz. El uso del alcohol al 70%, el protocolo propone sea usado siempre que las manos no estén visiblemente sucias o con restos orgánicos.

También hay pautas para la higiene respiratoria y normas para el personal respecto a los efectos que se utilizarán diariamente, como el delantal, que deberá permanecer en el establecimiento durante la semana y el viernes retirado para ser lavado con agua a 60° y jabón. El lavado deberá ser diario para los elementos de protección.
Ante la aparición de un caso sospechoso, el texto indica que: “Si el caso confirmado es un estudiante, se deberá aislar, durante 10 días corridos, a la burbuja a la cual pertenece y a los docentes que le hayan impartido clases hasta 48 horas antes de confirmarse dicho caso. Si se trata de un docente, el procedimiento es el mismo”.
HyC

DMC Firewall is a Joomla Security extension!