En las comunas 11 y 15 ­
Villa Mitre -­ Santa Rita -­ Villa del Parque - Paternal

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Vie 22 de Noviembre de 2019

Comenzaron los alegatos en el juicio al policía Ayala

En la audiencia del martes 5 de noviembre presentó su alegato la abogada de Lucas Cabello, Gabriela Carpineti. Pidió 20 años de prisión para el policía Ricardo Gabriel Ayala, inhabilitación de por vida para cargos públicos e inhabilitación de por vida para trabajar en seguridad privada. Previamente había declarado un testigo que estaba pendiente de presentarse. Las audiencias continuarán el jueves 14 de noviembre, a las 9:30, con los alegatos de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y de la fiscalía

Gabriela Carpineti comenzó su alegato con agradecimientos y esos agradecimientos los encabezó Lucas Cabello, porque, como lo señaló la abogada, “Sin él, sin su testimonio, sin su valentía, sin su resistencia en estos casi cuatro años...”, no se habría podido sostener este proceso. Carpineti realizó un alegato claro, emotivo y contundente. Destacó los argumentos de la prueba y de los testimonios que pasaron por el tribunal en todo lo que implicó al policía Ricardo Luis Gabriel Ayala y señaló también las responsabilidades políticas al resaltar las respuestas de la vice jefa de gobierno en noviembre de 2015, María Eugenia Vidal, quien justificó los disparos realizados por Ayala con el cumplimiento del deber en una situación de violencia de género, hecho que quedó desbaratado en la propia declaración del policía de la ex Metropolitana y ahora de la Policía de la Ciudad. También hizo referencia a los testimonios que denunciaron la dirección que la policía Metropolitana pretendió darle en la instrucción a la causa, al tomar declaraciones seleccionadas impidiendo que los testigos que implicaban al policía declararan en sede policial.
Arribó así al pedido de 20 años de prisión, inhabilitación de por vida para cargos públicos e inhabilitación de por vida para ejercer en fuerzas de seguridad privadas. Además, dejó abierta la posibilidad de indagar sobre el pase de Ayala de la Metropolitana a la Policía de la Ciudad, donde, según las propias declaraciones del acusado, reviste actualmente. Recordemos que Ayala estuvo detenido por esta causa, con prisión preventiva.

Último testimonio

Previamente al alegato de Carpineti se presentó el último testigo en este juicio: Marcos Marecos, vecino de Lucas. De acuerdo a su declaración, Marecos se encontraba durmiendo en su vivienda de la calle Martín Rodríguez, exactamente enfrente al 559/561, escenario del hecho. Cerca de las cuatro de la tarde del 9 de noviembre de 2015 lo despertó una detonación que él se la adjudicó a fuegos artificiales, pero luego, ya despierto, escuchó otras dos detonaciones y no tuvo dudas que se trataba de disparos. Cuando se asomó a su ventana pudo ver a un uniformado que entraba en el 559 y a Lucas, tirado en el piso del pasillo de entrada del 561. El resto de su declaración fue coherente con otras declaraciones en cuanto al caos posterior, la angustia, la espera infructuosa de la llegada de asistencia y la intervención de otro vecino, Walter Demarco, quien cargó a Lucas en su auto y lo trasladó al Hospital Argerich.
El juicio continuará el próximo jueves 14 de noviembre a las 9:30. Están previstos los alegatos de la otra parte querellante, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, así como el de la fiscalía, a cargo de Irma Adriana García Nieto.
HyC

Our website is protected by DMC Firewall!